LMC España

Laicos Misioneros Combonianos y ONGD AMANI


Deja un comentario

La vida por la Amazonía (II): Vicente Cañas-Kiwxi

El Capítulo II de la serie documental “La Vida por la Amazonía” nos invita a conocer más de cerca la vida de Vicente Cañas -Kiwxi- a través de las voces de quienes lo conocieron y junto a quienes contruyó su camino de conversión y lucha por los derechos de las tribus amazónicas en Brasil.


Deja un comentario

Semana Española de Misionología: “Misión y Redes”

Del 2 al 5 de julio se ha celebrado en Burgos  la 71 Semana  Española de Misionología  bajo  el título “MISIÓN Y REDES”.

Han sido unos días  intensos en los que se ha reflexionado sobre la necesidad de formarse bien para llevar la belleza del Evangelio al mundo digital.  Las redes sociales y el mundo digital ha creado nuevas formas de pensar, estructuras de mentes diferentes.  Por ello, la Iglesia tiene que aprender a comunicar en estos códigos, y cambiar las forma de producir la información.

A lo largo de la semana participaron numerosas personalidades del mundo que trabajan en el mundo de la comunicación, además del testimonio de varios testimonios misioneros que explicaron cómo establecen comunicación misionera a través de las redes sociales.

Como no podía ser de otra manera,  la Semana Española de Misionología, ha predicado con el ejemplo: por primera vez, todas las ponencias y mesas redondas se han retrasmitido por streaming, y se han contado en directo en las redes sociales. Se ha llegado cerca de los 6 millones de impresiones en Twitter, y se han multiplicado por cinco las visitas en el perfil de Facebook.

Para ver las fotografías de la Semana de Misionología de Burgos: https://www.flickr.com/photos/130054684@N03/albums/72157698627018725

Para ver todas las ponencias y mesas redonda: https://www.youtube.com/watch?v=gCM5sZrh5rc&feature=youtu.be.

 

 


Deja un comentario

Domingo 15 T.O. (B) 15 de julio de 2018

Marcos 6,7-13
En aquel tiempo, llamó Jesús a los Doce y los fue enviando de dos en dos, dándoles autoridad sobre los espíritus inmundos. Les encargó que llevaran para el camino un bastón y nada más, pero ni pan, ni alforja, ni dinero suelto en la faja; que llevasen sandalias, pero no una túnica de repuesto. Y añadió: “Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si un lugar no os recibe ni os escucha, al marcharos sacudíos el polvo de los pies, para probar su culpa.” Ellos salieron a predicar la conversión, echaban muchos demonios, ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban.

NUEVA ETAPA EVANGELIZADORA

El papa Francisco nos está llamando a una «nueva etapa evangelizadora marcada por la alegría de Jesús». ¿En qué puede consistir? ¿Dónde puede estar su novedad? ¿Qué hemos de cambiar? ¿Cuál fue realmente la intención de Jesús al enviar a sus discípulos a prolongar su tarea evangelizadora?

El relato de Marcos deja claro que solo Jesús es la fuente, el inspirador y el modelo de la acción evangelizadora de sus seguidores. No harán nada en nombre propio. Son «enviados» de Jesús. No se predicarán a sí mismos: solo anunciarán su Evangelio. No tendrán otros intereses: solo se dedicarán a abrir caminos al reino de Dios.

La única manera de impulsar una «nueva etapa evangelizadora marcada por la alegría de Jesús» es purificar e intensificar esta vinculación con Jesús. No habrá nueva evangelización si no hay nuevos evangelizadores, y no habrá nuevos evangelizadores si no hay un contacto más vivo, lúcido y apasionado con Jesús. Sin él haremos todo menos introducir su Espíritu en el mundo.

Al enviarlos, Jesús no deja a sus discípulos abandonados a sus fuerzas. Les da su «poder», que no es un poder para controlar, gobernar o dominar a los demás, sino su fuerza para «expulsar espíritus inmundos», liberando a las personas de lo que las esclaviza, oprime y deshumaniza.

Los discípulos saben muy bien qué les encarga Jesús. Nunca lo han visto gobernando a nadie. Siempre lo han conocido curando heridas, aliviando el sufrimiento, regenerando vidas, liberando de miedos, contagiando confianza en Dios. «Curar» y «liberar» son tareas prioritarias en la actuación de Jesús. Darían un rostro radicalmente diferente a nuestra evangelización.

Jesús los envía con lo necesario para caminar. Según Marcos, solo llevarán bastón, sandalias y una túnica. No necesitan de más para ser testigos de lo esencial. Jesús los quiere ver libres y sin ataduras; siempre disponibles, sin instalarse en el bienestar; confiando en la fuerza del Evangelio.

Sin recuperar este estilo evangélico no hay «nueva etapa evangelizadora». Lo importante no es poner en marcha nuevas actividades y estrategias, sino desprendernos de costumbres, estructuras y servidumbres que nos están impidiendo ser libres para contagiar lo esencial del Evangelio con verdad y sencillez.

En la Iglesia hemos perdido ese estilo itinerante que sugiere Jesús. Su caminar es lento y pesado. No sabemos acompañar a la humanidad. No tenemos agilidad para pasar de una cultura ya pasada a la cultura actual. Nos agarramos al poder que hemos tenido. Nos enredamos en intereses que no coinciden con el reino de Dios. Necesitamos conversión.

José Antonio Pagola

Jesús nos pide que salgamos… No necesariamente a un largo viaje o a una tierra desconocida, que salgamos sencillamente a nuestro lugar de trabajo, a la familia, a los amigos… que salgamos llenos de confianza, no necesitamos nada, y experimentaremos la alegría de quien se siente fiel a una llamada y una felicidad incomparable.


Deja un comentario

Reencuentro en misión

Después de vivir con vosotras la preparación para partir a misión era muy emocionante pensar en llegar a la tierra que ahora es vuestro hogar. Partí para el reencuentro de Perú, mi primera misión hace 9 años, y reavivar la llama de mi vocación.
(Aitana, LMC España)
 
Los días van siguiendo en la misión de Villa Ecológica y mientras caminamos por entre las gentes que nos acogen hace ya largos meses deseamos aumentar nuestra comunidad y de alguna forma compartir nuestra vidas y nuestra experiencia de un Jesús misionero. La llegada de alguien a la misión es motivo de ilusión para nosotras poder compartir lo que somos ahora transformadas por la misión y poder vivir eso con alguien que nos vio nacer en cuanto comunidad. Todas las conversaciones, todo lo que compartimos hasta ahora en palabras y reflexiones nuestras, ahora se vuelven carne y hueso a través de los rostros que acogen la llegada de Aitana.
(Andrea y Paola, LMC Portuguesas)

El reencuentro se hizo real en un cálido abrazo en el qué fundimos las tres. De nuevo juntas. Paso a paso vamos ahora poniéndonos al día. En verdad pasó un año desde nuestra experiencia comunitaria en Granada, aquella que fue una experiencia profunda en el comienzo de nuestro camino, y parece que no ha pasado el tiempo. Seguimos caminos distintos pero siempre con la misión en el corazón, enraizados en ese querer hacer de nuestras vidas mil vidas para la misión. Este que fue un grito de Comboni y que sigue siendo la llamada que nos hace dejar la playa rumbo al mar.

Los primeros días transcurren entre presentaciones y bienvenidas, inculturándose poco a poco a las gentes y a la historia de un país. Desde conocer el mercado local hasta participar de las actividades en la cuna y con el grupo de los mayores pasando por visitar a las familias. Desde participar en la eucaristía hasta compartir oración con la comunidad MCCJ pasando por nuestra oración comunitaria. Juntas seguimos descubriéndonos y descubriendo la misión de nuestras vidas.

Comunidad Ayllu

Aitana, Andrea y Paola


Deja un comentario

La Vida por la Amazonía (I)

“…Pienso en nuestros mártires, en los mártires de nuestros días, los hombres, las mujeres, los niños que son perseguidos, odiados, expulsados de sus hogares, torturados, masacrados. Y esto no es una cosa del pasado: esto sucede hoy. Nuestros mártires, que terminan sus vidas bajo la autoridad corrupta de gente que odia a Jesucristo. Nos hará bien pensar en nuestros mártires”. (Papa Francisco 6-02-2015)

Los territorios Pan-amazónicos están regados con sangre de mártires. Mujeres y hombres que dieron su vida para que la utopía del Reino se encarne entre nosotros. Enmarcada en el compromiso por la defensa de la vida  y el servicio a los pueblos de la Pan-Amazonía en  defensa de sus sabidurías ancestrales y de sus territorios,  la REPAM (Red Eclesial Panamazónica) presenta una serie de videos que procuran acercarnos a las acciones, el pensamiento y el espíritu que animaba sus vidas y que de alguna manera explican su martirio. En un contexto de marginación, desprecio por la vida de los indígenas y de explotación inmisericorde de los recursos naturales, las y los mártires panamazónicos anunciaban a un Dios fraterno, promovían la justicia y buscaban una vida en plenitud para estos pueblos.

La voz de los profetas sigue resonando aún en el silencio de las selvas, la valentía de los pastores ha enfrentado y sigue enfrentando los intereses privados, y la sangre de los mártires ha bañado y sigue bañando la tierra y los ríos de la Amazonía. Con el papa Francisco afirmamos que “la Iglesia no está en la Amazonía como aquellos que tienen las maletas listas para partir después de haberla explotado. Desde el inicio, la Iglesia está presente en la Amazonía con los misioneros, congregaciones religiosas, sacerdotes, laicos y obispos, y ella continúa presente, y es determinante para el futuro de aquella región”. Hoy la Iglesia de la Amazonía es “una Iglesia pobre para los pobres” (EG -Evangelii Gaudium- no. 198).

La sangre de los mártires, y la presencia de la iglesia, sigue inspirando y comprometiendo a quienes trabajan en la promoción integral de las poblaciones amazónicas, para que ellas sean sujetos de transformación en la sociedad y en la Iglesia. La vida de los mártires nos ayuda a amar las culturas, tradiciones, costumbres, creencias, organizaciones y ritmos de la gente de la Amazonía; acompañando los procesos de liberación de las poblaciones amazónicas, signo del Reino de Dios.

La vida de los mártires amazónicos nos convoca también a unir esfuerzos y trabajar para incidir en políticas públicas de carácter local, nacional e internacional a favor de los que viven en la pan-amazonia y de sus diversos desafíos. Esta serie audiovisual nos facilita una lectura de la vida de los mártires y su contexto, una reflexión sobre la realidad de este bioma (sistema vivo), con el fin de buscar, junto a nuestras comunidades y pueblos, soluciones que dignifiquen sus vidas.

Estos reportajes intentan ser una ayuda a la conversión ecológica a la que nos convoca el Papa Francisco en su encíclica Laudato Si: “Una mirada distinta, un pensamiento, una política, un programa educativo, un estilo de vida y una espiritualidad que conformen una resistencia ante el avance del paradigma tecnocrático. De otro modo, aún las mejores iniciativas ecologistas pueden terminar encerradas en la misma lógica globalizada.”

 

El primer capítulo de la serie “La Vida por la Amazonía” nos cuenta, a través de quienes lo conocieron y siguen su ejemplo de lucha y entreha, la vida y martirio de mons. Alejandro Labaka.