LMC España

Laicos Misioneros Combonianos y ONGD AMANI


Deja un comentario

De regreso a Arequipa

Han sido 3 semanas intensas de vuelta a la querida tierra arequipeña. Queríamos volver no solo por Isabel y por mí, sino por que nuestros hijos se reencontraran y pusieran en su sitio esos recuerdos que seguro estaban en su corazón.

Ahí hemos disfrutado mucho viendo cómo se reenganchaban desde el primer día. Se han sentido a gusto y con libertad para hablar y jugar con sus amigas y amigos como si estos cinco años en España no hubieran transcurrido. Ha sido un salto también en su madurez al insertarse conscientemente a una realidad muy exigente, en la que la pobreza salta a la vista. Y lo han vivido con naturalidad. No quieren regresarse a casa. Porque se sienten en casa.

Volver a nuestra parroquia, a la comunidad de Villa Ecológica, pero también a las de Buen Pastor y Cristo Rey, en las que también dejamos amigos y mucho cariño. Experimentar la generosidad del pueblo, su alegría sincera… y la falta de tiempo para llegar a todos los que nos hubiera gustado.

¿Hemos venido en misión? Porque pensábamos que veníamos de vacaciones, pero es  difícil buscar el límite. Hemos vivido la misión en el encuentro, aunque esta vez no teníamos el rigor de las planificaciones, actividades, ritmos… Pero tampoco teníamos el cuerpo y el corazón entrenado, así que hemos tenido que ir a otro ritmo. Lo que más hemos disfrutado ha sido encontrarnos con las familias amigas, compartir como familia cómo han sido estos años de distancia para ellos y para nosotros, sentirnos familia entre familias, con unas claves comunes como padres y madres, a pesar de las diferencias de nuestros contextos. Cómo han progresado algunas, cómo han sufrido otras, las ilusiones por el ingreso en la universidad de los chicos, los sueños de una nueva generación peruana de profesionales, honestos, que pasen la página de la corrupción política que sigue ahogando al país, abocado a un nuevo proceso electoral anticipado. Un misterio: la alegría sostenida e inocente de las familias que se mantienen fieles en su pobreza, fieles en su matrimonio y en la parroquia, frente a la frialdad en las que han conseguido una casa hermosa y una economía mejor… pero su convivencia  familiar se ha deteriorado, aun sin violencia explícita.

De la situación social, me sorprendió la fuerte presencia de inmigrantes venezolanos, y los mismos clichés de siempre: que no trabajan bien, que son flojos, que se aprovechan de los peruanos, que no se les debería abrir sin más la puerta… Es un nuevo reto para esta sociedad, convertirse en sociedad de acogida, en el que la Iglesia todavía no parece dar un paso al frente. Debe ser complicado ser a la vez una sociedad en formación y acoger a los que vienen de mundos peores que el tuyo.

En Villa Ecológica, la comunidad Ayllu de Neuza Andrea y Paula es un motor de alegría. Son dos terremotos de sonrisas para los abuelitos, para las familias. Vienen muy bien, son tan jóvenes… conectan con los jovencitos y con los mayores, y son una chispa en la comunidad de los padres combonianos.

Los mejores recuerdos: Volver a ver a Maricarmen Fonseca, niña especial que fue desahuciada por los doctores (no de la ley, sino médicos) al año de vida: “Cualquier catarro se la llevará” Ni los cirujanos de la campaña norteamericana la quisieron operar por la complejidad de su caso. Ahora estudia en su cole, va solita en el bus escolar, es cuidada por su familia como una princesa. En España los serivcios sociales habrían retirado a todos los 6 hijitos, pero es el milagro de la vida, de la pobreza. Maricarmen es el ojo derecho del Sr. Teo, músico y albañil. “No se enferma, hermanito, es fuerte. Los otros caen en la gripe, pero ella no”.  Y la visita a Matías, el otro niño especial que ya cumplió 9 años, en su casita, ya mejorada después de que su papá tenga un contrato estable en una empresa. La alegría espontánea de estos hijitos, cómo se entendieron Carmen y Ángel con Matías y su hermano Christofer de 1 año.  El brindis con Inka Cola en su azotea, junto a los vecinos de al lado, que un día estuvieron enemistados pero pudieron reencontrarse. Y al final bailando las dos familias la música arequipeña… ¡Hagamos 3 tiendas…! Un anticipo del banquete que nos espera si queremos compartirlo con los extranjeros, las prostitutas y los descartados que nos llevan la delantera.

Gonzalo Violero, LMC


Deja un comentario

Los contextos del Sínodo Amazónico

A menos de dos meses del inicio de este evento que transciende más allá de la Iglesia, diversos puntos de la actualidad van entrelazando la trama en esta región estratégica. 

La revista Misiones Extranjeras, editada por el IEME, dedicaba su número 289 a distintos aspectos de este acontecimiento. Entre ellos, publica un artículo sobre las presiones políticas en Brasil en lo que denominan contra sínodo. Por otra parte, el pasado 23 de julio fue encontrado muerto el líder indígena Emyra Waiapi en circunstancias presuntamente violentas. El presidente de Brasil mantiene tesis opuestas a la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, que ha condenado lo que callifica como asesinato provocado por garimpeiros que tratan de limpiar el terreno para poder explotar la zona en busca de oro.

Desde el Vicariato de Yurimaguas, Jaime Palacio nos recuerda esta semana el Foro sobre los impactos socio ambientales de la palma aceitera celebrado en esta localidad hace unos meses. Denuncian la migración forzada que generan estos cultivos en la región. Cuando el 70% de las migraciones forzadas en el mundo se deben a causas ambientales, la situación de Yurimaguas se une lamentablemente a otros casos cercanos al ámbito de REDES, como el de los pobladores de Piquiá de Baixo. Esta localidad del norte de Brasil ganó el nuevo nombre de Piquiá da Conquista al conseguir el reasentamiento en nuevas tierras tras la lucha de años resistiendo la presión de la minería, en este caso de hierro. Una de las líderes de esta comunidad, Flavia Nascimento, visitará Madrid con motivo del inicio del Sínodo.

Las comunidades eclesiales son protagonistas de estas historias de esperanza. Para ellas, se trata de su día a día. Tejen así el contexto cercano de este Sínodo Amazónico, que es el que soporta los macro contextos que ocupan las páginas de los diarios internacionales. REDES quiere acompañar y visibilizar la marcha de estas comunidades, que es Buena Noticia para el mundo.

(fuente: http://www.redes-ongd.org)


Deja un comentario

Domingo 17 T.O. (C) 28 de julio de 2019

Lucas 11, 1-13
Una vez que estaba Jesús orando en cierto lugar, cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: “Señor, enséñanos a orar, como Juan enseñó a sus discípulos.” Él les dijo: “Cuando oréis decid: “Padre, santificado sea tu nombre, venga tu reino, danos cada día nuestro pan del mañana, perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todo el que nos debe algo, y no nos dejes caer en la tentación. Y les dijo: “Si alguno de vosotros tiene un amigo, y viene durante la medianoche para decirle: “Amigo, préstame tres panes, pues uno de mis amigos ha venido de viaje y no tengo nada que ofrecerle.” Y, desde dentro, el otro le responde: “No me molestes; la puerta está cerrada; mis niños y yo estamos acostados; no puedo levantarme para dártelos.” Si el otro insiste llamando, yo os digo que, si no se levanta y se los da por ser amigo suyo, al menos por la importunidad se levantará y le dará cuanto necesite. Pues así os digo a vosotros: Pedid y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá; porque quien pide recibe, quien busca halla, y al que llama se le abre. ¿Qué padre entre vosotros, cuando el hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pez, le dará una serpiente? ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? Si vosotros, pues, que sois malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo piden?”

TRES LLAMADAS DE JESÚS

«Yo os digo: Pedid y se os dará. Buscad y encontraréis. Llamad y se os abrirá». Es fácil que Jesús haya pronunciado estas palabras cuando se movía por las aldeas de Galilea pidiendo algo de comer, buscando acogida y llamando a la puerta de los vecinos. Él sabía aprovechar las experiencias más sencillas de la vida para despertar la confianza de sus seguidores en el Padre Bueno de todos.

Curiosamente, en ningún momento se nos dice qué hemos de pedir o buscar ni a qué puerta hemos de llamar. Lo importante para Jesús es la actitud. Ante el Padre hemos de vivir como pobres que piden lo que necesitan para vivir, como perdidos que buscan el camino que no conocen bien, como desvalidos que llaman a la puerta de Dios.

Las tres llamadas de Jesús nos invitan a despertar la confianza en el Padre, pero lo hacen con matices diferentes. «Pedir» es la actitud propia del pobre. A Dios hemos de pedir lo que no nos podemos dar a nosotros mismos: el aliento de la vida, el perdón, la paz interior, la salvación. «Buscar» no es solo pedir. Es, además, dar pasos para conseguir lo que no está a nuestro alcance. Así hemos de buscar ante todo el reino de Dios y su justicia: un mundo más humano y digno para todos. «Llamar» es dar golpes a la puerta, insistir, gritar a Dios cuando lo sentimos lejos.

La confianza de Jesús en el Padre es absoluta. Quiere que sus seguidores no lo olviden nunca: el que pide, está recibiendo; el que busca está encontrando y al que llama, se le abre. Jesús no dice qué reciben concretamente los que están pidiendo, qué encuentran lo que andan buscando o qué alcanzan los que gritan. Su promesa es otra: a quienes confían en él Dios se les da; quienes acuden a él reciben «cosas buenas».

Jesús no da explicaciones complicadas. Pone tres ejemplos que pueden entender los padres y las madres de todos los tiempos. ¿Qué padre o qué madre, cuando el hijo le pide una hogaza de pan, le da una piedra de forma redonda como las que pueden ver por los caminos? ¿O, si le pide un pez, le dará una de esas culebras de agua que a veces aparecen en las redes de pesca? ¿O, si le pide un huevo, le dará un escorpión apelotonado de los que se ven por la orilla del lago?

Los padres no se burlan de sus hijos. No los engañan ni les dan algo que pueda hacerles daño sino «cosas buenas». Jesús saca rápidamente la conclusión. «Cuánto más vuestro Padre del cielo dará su Espíritu a los que se lo pidan». Para Jesús, lo mejor que podemos pedir y recibir de Dios es su Aliento, su Espíritu, su Amor que sostiene y salva nuestra vida.

José Antonio Pagola

Casi sin darnos cuenta, vamos llenando nuestra vida de cosas, actividad, preocupaciones y evasiones. Siempre hay otra cosa más importante que hacer, algo más urgente. Muchas veces es necesario parar, masticar todo aquello que vivimos. Revisar nuestra vida, nuestros pasos, las relaciones, la confianza, el agradecimiento, por donde seguir caminando… Necesitamos situar las cosas en sus verdaderas dimensiones y dar a nuestra vida su verdadero sentido. Si no encuentras espacio para la oración, siente que Dios está en todos tus espacios. Descubre ahí a Dios como Padre, descubre el deseo de un mundo diferente descubriendo en medio de todos la confianza y el compromiso.


Deja un comentario

Indignación ante la vulneración de los derechos de las personas migrantes y refugiadas

Ayer viernes, la Red Migrantes con Derechos de la Diócesis de Orihuela-Alicante, ha publicado un comunicado para expresar su indignación y no permanecer indiferentes ante el cúmulo de situaciones que están sufriendo algunas organizaciones humanitarias y otras personas que se dedican a acoger, proteger, promover e integrar a las personas migrantes y refugiadas.

Tal y como recoge el comunicado, desde la Red Migrantes con Derechos, nos unimos a tantas voces que, en la Iglesia y en la sociedad, manifiestan su inmenso dolor ante las tragedias humanitarias que día a día afectan a migrantes y refugiados en el mediterráneo y en tantas partes del mundo.

Migrantes con Derechos, compuesta por Cáritas Española, la Comisión Episcopal de Migraciones, Justicia y Paz, CONFER y el Sector Social de la Compañía de Jesús, quiere manifestar su indignación y recordar que, detrás de estos flujos migratorios, está siempre la inhumanidad de una sistema económico injusto en el que prevalece el lucro sobre la dignidad de la persona y el bien común, así como la violencia y la pobreza que genera la guerra, el hambre y la persecución por motivos políticos, del color de la piel, sexo, religión etc.

Finalmente y apoyando el comunicado de la Diócesis de Orihuela-Alicante, alzamos nuestra voz y pedimos a los gobiernos y a sus representantes que no pongan dificultades para realizar este trabajo humanitario.

Desde la Red llamamos también a toda la sociedad en su conjunto a expresar su rechazo a todas las políticas que conlleven la discriminación y la exclusión de las personas migrantes y refugiadas, así como la vulneración de sus derechos humanos más básicos.

Puedes leer el comunicado completo pinchando en el siguiente enlace:

http://www.confer.es/299/activos/texto/7772-comunicado-migra.pdf

Fuente: CONFER


Deja un comentario

Caravana Abriendo Fronteras

Una de nuestras prioridades como Misioneros Combonianos en Europa es el trabajo con inmigrantes, sobre todo los procedentes del continente africano. Muchos de nosotros hemos sentido el calor de la acogida de los africanos cuando hemos vivido en el continente y nos duele la discriminación que ellos sufren cuando llegan a Europa. No es justo y por eso estamos siempre abiertos para unirnos a todas las iniciativas que defienden los derechos de las personas inmigrantes.

Lo estamos haciendo apoyando la red Caravana Abriendo Fronteras que recorre estos días de julio el sur de España para denunciar las políticas migratorias europeas y en concreto las graves deficiencias del sistema institucional de acogida en la región Andaluza y en toda España. Entre las actividades programadas tuvo lugar en Granada el 13 de julio una mesa redonda de intercambio de experiencias de acogida solidaria que fue moderada por el comboniano Rafael Pérez (micrófono en mano en la foto).

Fuente: HOZANA.ORG