LMC España

Laicos Misioneros Combonianos y ONGD AMANI


Deja un comentario

Encontrar a Dios en la creación, 2º domingo de septiembre

Domingo 10 de septiembre de 2017.
Segunda semana: Seguir a Cristo como discípulos

Acción de gracias

Monitor.
Queridos amigos, nos hemos reunido hoy para dar gracias a Dios por el regalo de la creación y la belleza de la familia humana. Alabamos a Jesús por su sacrificio de amor, y por la oportunidad de celebrar este sacrificio juntos cada semana en la Eucaristía.

Motivación

Monitor.

Queridos amigos, nos reunimos hoy para dar gracias por los abundantes dones que Dios nos da en la creación: por el agua limpia y el aire, por la comida y el refugio, y por todas las animales y plantas. Damos gracias por la sabiduría que se imparte durante la eucaristía, y por la alegría de amar a todos los que nos encontramos. Pedimos que, como discípulos de Cristo, nuestros corazones y mentes pueda ser transformado radicalmente, de forma que aprendamos a sanar la Tierra con dulzura y amor.

(Momento de reflexión en silencio)

Lectura reflexiva

Lector 1. (Rom 13, 9-10)
Cualquiera de los otros mandamientos, se resume en esto: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo». El amor no hace mal a su prójimo; por eso la plenitud de la ley es el amor.
Monitor.

El gran mandamiento de Cristo fue amar a nuestro prójimo y no hacerle mal. Sin embargo, la constante pregunta es quién es nuestro prójimo interrogación deberíamos extender nuestro amor a toda la creacion interrogación deberíamos esforzarnos en no hacer mal a la creacion? Si es así, la plenitud de la ley sería amar la creación de Dios en su conjunto

Lector 2. (2 Cor 5, 19)

Dios estaba reconciliando al mundo consigo en Cristo, y confiándonos el mensaje de la reconciliación
Monitor.

¡Qué increíbles palabras! Dios se une a la creación a través de Cristo, y nosotros, como discípulos de Cristo, somos regalados con la alegre tarea de extender las buenas noticias de reconciliación, amor y paz a toda la creación. Se nos confía reunir, pacificar, toda la creación.
El cambio climático es un claro indicador del maltrato, explotación y opresión de la creación. Es una manifestación de nuestro fracaso para amar y cuidar el jardín de la creación. Como discípulos de Cristo, no podemos quedarnos de brazos cruzados mientras los efectos del cambio climático destruyen a nuestros hermanos y hermanas más vulnerables y a toda la vida en la Tierra. Se nos invita a ponernos en marcha y traer reconciliación a la humanidad y a nuestra casa común.

Oración

Monitor. 
Al mirar hacia atrás en nuestra última semana, permitimos al Espíritu Santo que nos guíe a través de nuestros recuerdos y emociones. Recordamos los momentos en los que hemos contemplado la belleza de Dios y de su poder en la creación. Le damos las gracias por las veces en que hemos sido capaces de servirle cuidando la creación, y le ofrecemos nuestro más sincero arrepentimiento por las veces en que no lo hemos hecho.

El monitor plantea una a una las siguientes preguntas (adaptadas del “Examen ecológico” del jesuita Joseph Carver) e invita a los participantes a compartir sus respuestas. Si se reza en soledad, el participante puede reflexionar sobre cada pregunta en silencio.

  1. ¿Dónde fui más consciente de la belleza de Dios en la Creación durante la última semana?
  2. ¿En qué ocasiones hice un esfuerzo consciente para cuidar la creación de Dios?
  3. ¿Qué retos o alegrías experimento al reflexionar sobre mí cuidado de la creación?
  4. ¿Cómo puedo reparar mis rupturas en relación con la creación?

Esperanza

Monitor. 

En la Laudato Si (71), el Papa Francisco nos recuerda: ¡Basta un hombre bueno para que haya esperanza! ¿Cómo podrás tú en esta próxima semana ser ese hombre bueno?

Sí la oración se realiza en grupo, se invita a los participantes a compartir sus respuestas. Se puede hacer alguna sugerencia, como sanar la Tierra con amabilidad y amor comiendo menos carne. Incluso un día de comer sin carne marca diferencia en nuestra huella de carbono,

Monitor.
Cerramos este momento con una oración de esperanza y compromiso, que puede ser leída a la vez o de forma alternante entre dos voces

Compromiso para proteger y sanar la creación de Dios
Hemos venido a renovar nuestra alianza con Dios y con los hermanos
en Cristo Jesús, nuestro Señor.
Hemos venido a ayudar a proteger la creación de Dios.
Hemos venido como seguidores de Jesús
para comprometernos de nuevo unos con otros
y para sanar toda injusticia y pobreza.
Hemos venido a levantarnos juntos contra toda amenaza a la vida.
Hemos venido a descubrir
nuevas bellezas cotidianas en la creación de Dios:
el amanecer y el ocaso,
pájaros, flores y árboles,
el arco iris en el cielo, las estrellas
y las muchas formas de vida en el bosque.
Recordaremos siempre que Dios nos habla
a través de la belleza de su creación, y
y trataremos de dar nuestra mejor respuesta a la llamada de Dios
a venerarle por toda la creación.

(Adaptada de “Oraciones para el cuidado de la creación”, de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos)

Tomado de Cristianismo y Ecología


Deja un comentario

Encontrar a Dios en la creación

Imagen relacionadaEn estos días hemos tenido noticia de que la Alianza Católica por el Clima, una organización confesional norteamericana para el cuidado de la creación, ha preparado un soporte para orar semanalmente, en perspectiva ecológica, las lecturas del domingo durante este mes de septiembre, mes que considera como de la creación al estar inserto entre el 1 de septiembre, Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, y el 4 de octubre, festividad de san Francisco de Asís. Invitamos a los lectores a conocer la página web de la organización, ya que proporciona múltiples recursos y material para campañas de sensibilización y acción.

Y aunque comenzamos con retraso, ofrecemos aquí la traducción del guión correspondiente a las lecturas del pasado domingo, por si alguien todavía puede aprovecharlos para su oración personal o de grupo. En sucesivas entregas iremos traduciendo el resto de materiales.

Encontrar a Dios en la naturaleza

Domingo 3 de septiembre de 2017. Semana primera. El amor ilimitado de Dios

Acción de gracias

Monitor.
Queridos amigos, nos hemos reunido hoy para dar gracias a Dios por el regalo de la creación y la belleza de la familia humana. Alabamos a Jesús por su sacrificio de amor, y por la oportunidad de celebrar este sacrificio juntos cada semana en la Eucaristía.

Motivación

Monitor.
Al reflexionar sobre las lecturas de la misa de hoy, buscamos comprenderlas desde la perspectiva de la creación de Dios. Invocamos al espíritu para que llene nuestros corazones y nos ayude a escuchar la voz de Dios en estas palabras.
(Momento de reflexión en silencio)

Lectura reflexiva

Lector 1. (Sal 62,2)
Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo,
mi alma está sedienta de ti;
mi carne tiene ansia de ti,
como tierra reseca, agostada, sin agua.
Monitor.
Dios nos ama de forma ilimitada y profunda. Estamos hechos para el amor de Dios, tenemos necesidad de él con la misma intensidad qué tenemos necesidad del agua.
Dios creó el mundo natural a partir de su inmenso amor, como un regalo para nosotros. El agua es un símbolo del amor de Dios: puro, perfecto y mantenedor de la vida.
Lector 2. (Rom 12, 2)
No os amoldéis a este mundo, sino transformaos por la renovación de la mente, para que sepáis discernir cuál es la voluntad de Dios, que es lo bueno, lo que le agrada, lo perfecto.
Monitor.
Vivimos en una época en la que hacemos mal uso del regalo de la creación de Dios a partir de nuestro orgullo e indiferencia. El aumento de las temperaturas está dejando la tierra reseca y sin vida. Las plantas se marchitan y las personas sufren.
Es uno de los muchos modos en que la falta de preocupación por el medio ambiente se traduce en dolor para nuestros hermanos y hermanas . No podemos continuar adaptándonos a esta época de orgullo y desperdicio al contrario, dejémonos transformar. Dios nos llama a la conversión a una renovación de nuestras mentes. Estamos llamados a abrirnos a la contemplación del regalo divino que es la creación, a reconocer la profundidad del amor de Dios hacia nosotros, y escuchar y responder al grito de la creación y de los pobres.

Oración

Monitor. 
Al mirar hacia atrás en nuestra última semana, permitimos al Espíritu Santo que nos guíe a través de nuestros recuerdos y emociones. Recordamos los momentos en los que hemos contemplado la belleza de Dios y de su poder en la creación. Le damos las gracias por las veces en que hemos sido capaces de servirle cuidando la creación, y le ofrecemos nuestro más sincero arrepentimiento por las veces en que no lo hemos hecho.

El monitor plantea una a una las siguientes preguntas (adaptadas del “Examen ecológico” del jesuita Joseph Carver) e invita a los participantes a compartir sus respuestas. Si se reza en soledad, el participante puede reflexionar sobre cada pregunta en silencio.

  1. ¿Dónde fui más consciente de la belleza de Dios en la Creación durante la última semana?
  2. ¿En qué ocasiones hice un esfuerzo consciente para cuidar la creación de Dios?
  3. ¿Qué retos o alegrías experimento al reflexionar sobre mí cuidado de la creación?
  4. ¿Cómo puedo reparar mis rupturas en relación con la creación?

Esperanza

Monitor. 

En la Laudato Si (71), el Papa Francisco nos recuerda: ¡Basta un hombre bueno para que haya esperanza! ¿Cómo podrás tú en esta próxima semana ser ese hombre bueno?

Sí la oración se realiza en grupo, se invita a los participantes a compartir sus respuestas. Se puede hacer alguna sugerencia, como hacer un esfuerzo consciente para tomar duchas más cortas o hacer un donativo para ayudar a víctimas de alguna inundación

Monitor.
Cerramos este momento con una oración de esperanza.

Lector 3.
Dios de amor,
hoy, en la naturaleza,
la belleza mana como el agua.
Las semillas descansan en la tierra seca
esperando las lluvias.
En lo que una vez fueron desierto resecos
fluyen corrientes poderosas.
Juntos en tu amor construiremos nuestro futuro.
En granjas, campos y ciudades
celebraremos tu justicia.
Y en el seno de una comunidad de amor
recogeremos una cosecha de esperanza
(Adaptada de la oración “Celebrar la justicia de Dios”, de Linda Jones, de la CAFOD, Agencia Católica para el Desarrollo de Ultramar, una ONG británica)

Tomado de Cristianismo y Ecología

 


Deja un comentario

Día Internacional de la Alfabetización 2017

El 8 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Alfabetización, una fecha para tomar conciencia de que la alfabetización es la principal herramienta de lucha contra la pobreza y su perpetuación. De hecho, la alfabetización es un derecho humano esencial para el desarrollo, la erradicación de la desigualdad y la promoción de sistemas justos, sostenibles e inclusivos ya que sin ella no sería posible cumplir ninguno de losObjetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) propuestos por la ONU para 2030.

“La posibilidad de leer o de comprender los documentos escritos, incorporarse a la era digital y las habilidades sociales, están directamente relacionados con la erradicación de la pobreza y con el desarrollo de los pueblos y sociedades” asegura Maria José Hernando de Manos Unidas “ya que es el principal medio por el que la infancia, pero también los adultos, en particular las mujeres, pueden superar la pobreza e integrarse plenamente en la sociedad”. Precisamente, este año 2017, la propuesta desde la UNESCO para este Día Internacional se centra en “La alfabetización en la era digital”.

La alfabetización y el derecho a la educación está avalado por múltiples acuerdos internacionales y reflejado en las constituciones y legislaciones nacionales. Así, los Estados están obligados a que la alfabetización esté disponible; sea accesible a todos sin discriminación; sea aceptable en términos de calidad; culturalmente apropiada y esté adaptada a las necesidades concretas de las comunidades. Pero, según afirma Hernando, “aunque algunos países han ampliado sus sistemas escolares, no han sabido cómo enseñar a las poblaciones más vulnerables dando lugar a generaciones de analfabetos escolarizados”.

Según los datos de la UNESCO, las dos terceras partes de la población analfabeta mundial son mujeres, (479 millones). Geográficamente, la mayor brecha está en Asia (77% de hombres alfabetizados frente a 58% d mujeres), el norte de África (82% de hombres frente al 66% de las mujeres) y el África Subsahariana (69% de hombres frente al 53% de las mujeres).

Actualmente en el mundo 750 millones de jóvenes y adultos no saben aún leer ni escribir, 250 millones de niños no consiguen adquirir las capacidades básicas de cálculo y lectoescritura y 72 millones de niños y niñas no están escolarizados. Esos jóvenes y adultos poco instruidos y cualificados no logran integrarse plenamente en sus comunidades y entornos sociales. Pero son las niñas las primeras a las que se les niega el derecho a la educación. De hecho, unos 16 millones de niñas de entre seis y 11 años nunca irán a la escuela primaria, en comparación con 8 millones de niños en la misma situación.


Deja un comentario

DOSIER FARMACEÚTICAS

Comenzamos en este mes de septiembre con una serie de publicaciones que nos acercarán a la realidad  que se vive en muchos pueblos del Sur en relación con  temas de actualidad. A lo largo de este curso y de manera mensual iremos publicando un dossier en el que se abordarán diversos temas:  salud, comercio justo, conflictos olvidados, cambio climático, situación de la mujer, etc… y  que sin duda nos ayudarán a tener una visión crítica en estos temas.
Gracias a los Misioneros de la Consolata y a la revista Antena Misionera por poner a disposición este material.

DOSIER FARMACEÚTICAS

Medicamentos y negocio son dos palabras que, unidas, caminan hacia el abismo de la doble moral. Por un lado nos encontramos con el deber de poner la ciencia al servicio de la salud; por otro lado, es un negocio que es la tercera industria más importante del mundo. Big Pharma, asociación que reúne a las empresas más importantes del sector, es la encargada de negociar con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial del Comercio (OMC) los límites de una industria creada para ayudar a las personas y orientada a generar beneficios económicos desorbitados.

El negocio de la industria farmacéutica se genera gracias a la exclusividad: una empresa invierte tiempo y recursos económicos en la investigación de fármacos que erradiquen enfermedades y, a cambio, reciben una patente que les otorga la exclusividad por 20 años.

Es lógico pensar que, si una empresa investiga e invierte sus recursos en nuevos fármacos, tenga como recompensa el poder utilizarlos en exclusividad por un cierto periodo de tiempo. ¿Pero quién controla los precios de ese medicamento? Ese es el problema.

La patente otorgada al fabricante es regulada por el acuerdo TRIP (acuerdo sobre los aspectos de los derechos de propiedad intelectual relacionados con el comercio) el cual, no solo concede la exclusividad, sino también la potestad a la empresa de marcar el precio en el mercado.

Los enfermos pasan a ser consumidores y las empresas farmacéuticas regulan su política de precios según sus objetivos económicos y pocas veces según las necesidades de la población. Ese es el principal problema de las enfermedades en los países del tercer mundo: existen los pacientes pero no los consumidores con suficiente capacidad económica.

Una vez termina el tiempo de exclusividad, entran en escena los fármacos genéricos: tienen la misma fórmula, la misma composición y los mismos principios, pero no el mismo nombre ni tampoco el mismo presupuesto de marketing. Eso no les resta efectividad pero si competitividad en una sociedad en la que solo sobreviven las marcas.

Dossier Farmaceuticas