LMC España

Laicos Misioneros Combonianos y ONGD AMANI


1 comentario

Asamblea Anual de los Laicos Misioneros Combonianos de Perú

LMC PeruLos Laicos Misioneros Combonianos de Perú hemos tenido en Lima la Asamblea Anual en nuestra sede de Chorrillos, del 24 al 26 de Febrero. Asistieron 11 miembros activos, dos postulantes y dos sacerdotes combonianos. Entre los asistentes, dos eran de Arequipa y dos de Trujillo.

El objetivo principal fue conocer y estudiar el Documento de las Conclusiones del Encuentro Continental LMC América, celebrado en México, Septiembre 2016. Tratamos de adecuarlo a nuestra realidad, y en base a ello hemos tomado varios acuerdos para empezar a vivirlos cuanto antes.

Los principales temas tratados fueron: Identidad del LMC, grupo peruano de referencia, campos de misión, misión ad gentes, comunicación entre nosotros y a través de los medios, economía y otros temas referentes al contexto actual del Perú.

Hemos visto en este Encuentro que necesitamos avanzar más en cuanto a la identidad del Laico Misionero Comboniano. Se recalcó en los diferentes diálogos, que el ser laico comboniano es diferente a ser miembro de otro grupo parroquial. El carisma de Daniel Comboni tiene que estar presente siempre en nuestras actividades.

En el tema del campo de misión acordamos que es necesario dar continuidad en los lugares donde estamos presentes, es decir, todos los LMC (Trujilo y Lima) mantendremos como prioridad: San Martín de Pangoa en la selva central, Villa Ecológica en Arequipa y uno en la sierra de Perú.

También concluimos que es necesario que el laico comboniano de testimonio de su experiencia de misión en todo ámbito, utilizando las redes sociales como medios de animación, difusión y promoción de la vocación del LMC. De igual forma, estamos llamados a contagiar en todas nuestras actividades el espíritu misionero de San Daniel Comboni.

Terminamos la Asamblea con la misa solemne del domingo, en la que nos comprometimos a redoblar nuestro esfuerzo por vivir mejor nuestro carisma misionero.

LMC Perú

LMC Peru

 


Deja un comentario

Arriba y abajo

LMC RCAMbi bala ala …
Os saludo en Sango…
!También aquí se inicia la Cuaresma … tiempo de oración!
Al escuchar las historias de los Combonianos uno de los problemas de la República Centroafricana es ¡no existir! No se encuentra en los telediarios, se confunde con el Congo o se piensa que es una TIERRA en África no bien definida, sin embargo existe y es una Tierra con límites claros y una historia. Cuando me han hablado, aunque yo mismo he tenido que buscar la información en el atlas, porque no sabía de su existencia, parece extraño pero en este mundo globalizado y tecnológico descubrimos en el CIELO nuevos planetas similares a la TIERRA, ¡pero en la TIERRA hay rincones de CIELO ignorados! … hacemos las cosas DEL REVES miramos al cielo… y nos olvidamos de la tierra …
Durante dos domingos con el p. Gabriele fui a misa en el convento de las Hermanas Benedictinas donde celebramos en Sango (lengua local), y cómo se podría imaginar ha sido una fiesta con tambores, guitarras, canciones, como un concierto, pero la Oración del Padrenuestro se canta a capela, dando palmas, casi fuera de lugar en medio de todo lo demás, se parece mucho a un lamento, una sentida oración de un pueblo que habita esta TIERRA y que no serán olvidados por el Padre que está en el CIELO… un grito de ABAJO a ARRIBA… y un pan que desciende de ARRIBA a ABAJO…
El primer domingo de Cuaresma, por el contrario fui a la misa en la catedral de Bangui, donde el Papa Francisco abrió la Puerta Santa del Jubileo de la Misericordia, también aquí el CIELO (techo) y la TIERRA (el suelo) tienen el mismo color… casi como un signo de UNIDAD… ¡TIERRA roja de África! En la catedral no hay pinturas, ni oro, ni cuadros, sin lujos, muy simple (ver fotos)… la Casa del CIELO como las casas de la TIERRA, construida con arcilla roja, un signo de comunión entre TIERRA y CIELO…
“Hoy Bangui se convierte en la CAPITAL ESPIRITUAL del MUNDO. El Año Santo de la Misericordia se ha adelantado en esta Tierra. Una TIERRA que sufre desde hace varios años de la guerra y el odio, la incomprensión, la falta de paz. Pero en este TIERRA sufriente todo el país está pasando por la cruz de la guerra. Bangui se convierte en la CAPITAL ESPIRITUAL de la ORACIÓN por la misericordia del Padre. Todos nosotros pedimos por la paz, la misericordia, la reconciliación, el perdón, el amor. ¡Por Bangui, por toda la República Centroafricana, por todo el mundo, por los países que sufren la guerra y buscan la paz! y juntos pedimos amor y paz. “Doye Sirirí!” (Papa Francisco en la Apertura del Jubileo de la Misericordia el 29 de noviembre del 2015 en Bangui).
Incluso aquí, mañana es la fiesta de las mujeres… en el césped en frente de la catedral han colocado unas gradas (me dicen que permanecerá durante algunos días), para sensibilizar sobre la difícil situación de las mujeres en la República Centroafricana… ellas también piden no ser olvidadas en esta TIERRA… donde incluso la luna crece de ARRIBA a ABAJO…
Un saludo, un abrazo, un beso, una oración y un gracias… (en particular a las mujeres en su día).

Simone LMC Republica Centroafricana

LMC RCA


Deja un comentario

María Augusta nos escribe desde Mongoumba (República Centroafricana)

Maria Augusta LMCEstimados LMC, amigos, familia…
Anna y yo estamos bien, gracias a Dios. Los padres andan con alguna malaria que otra, esperemos que con el tratamiento médico se repongan pronto.
El P Jesús ha estado en España, los primeros quince días acompañando al cardenal y el imán de Bangui que estaban recibiendo el premio a la Fraternidad ofrecido por la revista Comboniana “Mundo Negro” y también aprovecha para hacer animación misionera y sensibilizar sobre la realidad que estamos viviendo aquí. También ha pasado un tiempo con su familia.
La pequeña Merveille regresó el día 13 de este mes después de dos meses de hospitalización. Me impresionó porque regresó de nuevo al peso que tenía con cuatro meses 3,5 kg y ya pesaba casi 5… ¡Sufrió mucho! También le encontraron tuberculosis y la están tratando. Espero que recupere rápidamente el peso perdido. Que el Señor haga lo que es mejor para ella.
La estancia de la LMC Irene fue muy buena, ella quiere regresar a compartir su vida con este pueblo por más tiempo. Aprendí muchas cosas prácticas con ella en temas de salud, con medicamentos y productos de la naturaleza. Me gustó estar con ella, creo que es un verdadera comboniana. El 2 de enero, cuando tenía que regresar la barcaza se rompió en medio del río y se fue río abajo con cuatro coches, parando a dos kilómetros. Sólo después de tres días volvió a su lugar y pudimos recuperar el coche. Irene tenía el avión el día 3 así que tuvo que venir por ella un padre de Mbaiki; consiguió pasar el río en canoa. Esa noche durmió en Mbaiki y muy temprano en mimo día 3 partió para Bangui, consiguiendo así viajar a Kinshasa. ¡Fue una gran aventura!
Del 23 de enero al 15 de febrero estuvieron con nosotros el padre y la hermana de Anna, que vinieron a visitarla. La comunicación era difícil porque sólo hablan polaco. Mediante gestos y con la traducción de Anna nos hicimos entender. Qué bueno sería que hubiese una lengua que todo el mundo hablase…
En el mes de enero hemos enviado a Mbaiki a 5 jóvenes de la parroquia para tener formación y luego enseñar a los niños de 3-5 años (pre-primaria). Si va bien, abriremos tres clases en tres aldeas.
Ayer traje de Mbaiki 3 parejas, responsables de las capillas, con sus 8 hijos más pequeños, lo dejan todo… ¡El Señor les recompensará!
Estamos ayudando a una mujer pigmea que tiene cáncer de mama. La llevamos a Bangui, permaneció en el hospital durante dos meses, le hicieron muchas pruebas y finalmente la trajeron a Mongoumba peor de lo que fue. Todos los días viene a comer con los estudiantes pigmeos que vienen a la escuela. También aprovechamos para curarle el pecho. Le damos un té que ella dice que le está ayudando. Sólo un milagro puede salvarla, recen por ella, por favor. ¡Que María interceda por ella, junto con su hijo Jesús!
Durante dos meses no he salido de Mongoumba. Viajar me cansa mucho porque las carreteras están en muy mal estado, llenas de baches.
Les deseo a todos los laicos y la familia una buena Cuaresma y una santa conversión.

Siempre unidos en la oración.
Un abrazo Misionero.
María Augusta. LMC en Mongoumba.

Maria Augusta LMC