LMC España

Laicos Misioneros Combonianos y ONGD AMANI


Deja un comentario

“Comparte lo que importa”. Campaña contra el Hambre 2018. MANOS UNIDAS

MANOS UNIDAS celebra este fin de semana la Campaña contra el hambre número 59. Bajo  el lema COMPARTE LO QUE IMPORTA,  el cartel de este año muestra un teléfono móvil con forma de regadera, una herramienta cotidiana que se utiliza para transformar el paisaje árido de un país del Sur en un frondoso huerto familiar con pozos de agua y árboles de mangos, berenjenas, tomates, pimientos y coliflores. El texto que acompaña al lema y al diseño gráfico es una invitación a que nos sumemos a la lucha de Manos Unidas, a que nos interesemos por las causas del hambre y a que hablemos de ello con nuestros amigos. Y a descubrir los proyectos de desarrollo que se realizan en América, Asia y África gracias a tantísimas personas. El texto es, también, una invitación a seguir colaborando, con aportaciones económicas o mediante el voluntariado. Compartamos lo importante para acabar con el hambre en el mundo, comprometámonos con Manos Unidas.

Este año MANOS UNIDAS nos invita a compartir propuestas de cambio para un mundo más justo. Eso permitirá que todos podamos beneficiarnos de esa inmensa riqueza para sumarnos de una manera decisiva y eficaz en la lucha contra el hambre y la pobreza, no dejando a nadie atrás. Al final, compartir bienes y compartir experiencias de cambio se convierten en las dos caras de una misma moneda: la imperiosa necesidad de humanizar la vida de millones de seres humanos que siguen subsistiendo en condiciones inaceptables.

¿PERO, CÓMO HACERLO?

1. Compartiendo iniciativas de acceso a los alimentos para el consumo humano y no para el beneficio económicomediante alternativas de producción, alternativas de consumo, propuestas de cambio y acciones de denuncia contra la especulación con los precios de los alimentos:

a) Alternativas de producción

  • Acompañar a las comunidades rurales en la producción diversificada en huertos familiares de aquellos alimentos que, por su naturaleza, son difícilmente objeto de especulación (especialmente hortalizas, raíces y tubérculos).
  • Apoyar la producción familiar de un plan nutricional para incorporar en la alimentación dietas alternativas ricas en productos hortícolas.
  • Facilitar infraestructuras y tecnologías de conservación de alimentos para garantizar la seguridad alimentaria, especialmente en tiempos de escasez.

B) Alternativas de consumo

  • Alternativas de consumo local.
  • Huertos comunitarios ecológicos urbanos.
  • Grupos de consumo: grupos de personas que, de forma regular y conjunta, compran alimentos directamente alagricultor o productor.

c) Acciones de denuncia contra la especulación con los precios de los alimentos

Ha habido importantes campañas de denuncia, tanto a nivel europeo como nacional, dirigidas a evitar que las entidades financieras oferten productos financieros que incluyan alimentos básicos. El resultado es muy alentador porque muchas entidades bancarias están abandonando progresivamente las inversiones en los mercados financieros vinculados a productos básicos alimentarios.

2. Compartiendo sistemas de producción medioambientalmente sostenibles

Manos Unidas apoya un modelo productivo sostenible que busca integrar la producción agrícola y el cuidado del medio ambiente, y donde el protagonismo recaiga en las familias campesinas. Además, impulsamos la producción de alimentos para el consumo local, la venta de excedentes preferentemente en el mercado local, la educación en la sostenibilidad y
la denuncia de las causas estructurales de la producción agrícola insostenible. Queremos hacer visible nuestra participación en las campañas «Si cuidas el planeta, combates la pobreza», dentro de la iniciativa Enlázate por la Justicia, junto a Cáritas, Justicia y Paz, REDES y CONfER, y «Cambiemos por el planeta-Cuidemos a las personas» con la Alianza Internacional de Organizaciones Católicas de Desarrollo (CIDSE).

3. Compartiendo propuestas contra la pérdida y el desperdicio de alimentos

Mostraremos experiencias en torno a la pérdida y desperdicio de alimentos y denunciaremos su impacto tanto en los países empobrecidos como en España. Como dijo el papa francisco en la Sede del Programa Mundial de Alimentos, el consumismo de nuestras sociedades «nos ha inducido a acostumbrarnos a lo superfluo y al desperdicio cotidiano de alimento, al cual a veces ya no somos capaces de dar el justo valor, que va más allá de los meros datos económicos. Pero nos hará bien recordar que el alimento que se desecha es como si se robara de la mesa del pobre, del que tiene hambre. Esta realidad nos pide reflexionar sobre el problema de la pérdida y del desperdicio del alimento a fin de identificar vías y modos que, afrontando seriamente tal problemática, sean vehículo de solidaridad y de compartición con los más necesitados».

 


Deja un comentario

LA UNIÓN EUROPEA Y EL NEOESCLAVISMO AFRICANO

En  la Jornada Mundial de Oración y Reflexión Contra la Trata de Personas,  traemos a nuestro blog un artículo de la revista ALANDAR donde se aborda el tema del Neoesclavismo en la Unión europea, y es que «África se ha transformado en un continente conquistado por Europa debido a su supremacía.»

LA UNIÓN EUROPEA Y EL NEOESCLAVISMO AFRICANO

La esclavitud es una cuestión peliaguda y se manifiesta de distintas formas que, a pesar de ser variadas, comparten una filosofía fundamental que se caracteriza por dos elementos: un ferviente deseo por lograr el dominio económico (el poder) sobre otros y la creación de estructuras que aseguren la subsistencia de estas potencias económicas establecidas. Esta percepción genera un sentimiento que conduce a la explotación desenfrenada de las personas y de sus recursos naturales y, por tanto, Lázaro ya no puede saciarse de las migajas que caen de la mesa del rico.

La relación económica entre Europa y África es peor que la de un reino y su Estado vasallo: al menos este último tiene la esperanza de convertirse algún día en un Estado libre, aunque este sueño nunca vaya a hacerse realidad. África se ha transformado en un continente conquistado por Europa debido a su supremacía.

Esta última se ha extendido gracias a los instrumentos económicos mundiales, los sistemas e instrumentos financieros, la financiación y los programas europeos de desarrollo. El afán de dominación ha transformado las instituciones en instrumentos globales controlados por el mundo occidental para una mayor eficacia. Algunos ejemplos son los siguientes:A lo largo de los siglos, la Unión Europea ha desarrollado -y sigue haciéndolo- una consolidación de sus estructuras de subyugación para mantener el anterior statu quo con África. En el panorama internacional, la UE esconde la cabeza como un avestruz, que se oculta tras la fachada de un simpatizante que está muy preocupado por la pobreza en África. La red AEFJN (Africa Europe Faith and Justice Network) señala que lo que África necesita de Europa y del Norte global es respeto a nuestra humanidad común, en todas sus formas. Sí. A lo largo de los años, los instrumentos de esclavitud han cambiado y se han vuelto complejos, al mismo tiempo que su impacto ha pasado a ser más sistemático, sutil y devastador. Aun así, se pueden identificar tres épocas distintas en el transcurso de este fenómeno: la era del comercio de esclavos, la era del reparto de África y la era de la globalización.

Los programas del Banco Mundial que facilitan el acceso de las empresas occidentales a las bases y estructuras de las naciones africanas y que conceden exención fiscal injustificada, cambian el sistema financiero en África, etc. Todo ello a favor de las empresas transnacionales y de algunas élites africanas. Se ha demostrado que África pierde más de 50.000 millones de dólares por la evasión fiscal.

También los principios de la Organización Mundial del Comercio (OMC) facilitan las políticas comerciales que no favorecen en absoluto a los países del hemisferio sur. Por ejemplo, el Acuerdo de Asociación Económico (AAE) entre África y Europa tiene como objetivo convertir África en un suministrador de materias primas para la UE y en un mercado para sus productos finales dentro de un sistema comercial que paralizará el progreso de África.

Otro aspecto fundamental son los programas de ajuste estructural del Fondo Monetario Internacional (FMI) que obligan a los gobiernos nacionales africanos a perder el control de su economía y a seguir permanentemente bajo el yugo de las potencias extranjeras.

Entre los programas económicos que explotan África destaca, por ejemplo, el G8 y la Nueva Alianza, un programa de asociación privado que, supuestamente, se creó para invertir en la agricultura africana pero que, en realidad, es una manera de erradicar los sistemas alimentarios y las culturas africanas, propagar los OGM y acaparar sus tierras.

Asimismo nos encontramos con un sistema financiero que genera paraísos fiscales. Se trata de refugios seguros para los recursos que han sido saqueados por las élites africanas corruptas. Todo ello mientras se forman alianzas internacionales y se firman pactos para frustrar la lucha de África contra el reparto de sus riquezas.

El resultado es un mundo revolucionado donde la verdadera paz se ha convertido en una ilusión globalizada. En África, algunos indicios están claros para todos:

Resultado de imagen de migrantes libiaPobreza endémica (todos los programas de desarrollo navegan a la deriva porque las estructuras económicas están orientadas hacia el abastecimiento de materias primas), guerras y conflictos sin fin que tienen que ver con la lucha por el control de los recursos (durante este tiempo, la UE y sus empresas avivan los conflictos relacionados con el abastecimiento de armas para robar más recursos y decir a todo el mundo que sus manos están limpias), desplome de las infraestructuras, explotación despiadada de los recursos (esto provoca una degradación ecológica generalizada) y migración forzada o trata de personas.

Es muy inquietante ver cómo el hemisferio norte crea, mantiene e incluso celebra su instrumento de esclavitud en el sur. AEFJN nos consuela con estas palabras de Martin Luther King: «Debemos aprender a vivir juntos como hermanos o a morir juntos como tontos». La paz seguirá siendo una ilusión para Europa mientras no sea una realidad en África ni en el resto del mundo. Europa se esfuerza por desanimar a los migrantes africanos para que no se arriesguen a atravesar el Mediterráneo. Pero estos esfuerzos seguirán siendo inútiles porque las ganas de sobrevivir de los africanos son mayores incluso cuando se les ha arrebatado la dignidad. Después de todo, ¿qué valor tiene la vida cuando la integridad innata ha sido violada y arrebatada? Lo único razonable es que los migrantes mueran en busca de una vida mejor en Europa. A menos que la relación entre Europa y África tome otro rumbo, la paz seguirá siendo solo objeto de especulaciones porque nadie será libre hasta que todos lo seamos.

Por Chika Onyejiuwa*

 


Deja un comentario

Encuentro África: Migrante, Persona

El pasado fin de semana tuvo lugar en Madrid el 30 Encuentro África bajo el lema “Migrante, Persona”.

A continuación  compartimos algunas fotos y vídeo de los testimonios de Helena Maleno y P. Mussie Zerai. Premios Mundo Negro a la Fraternidad 2017.

Mussie Zerai: “El silencio, el no actuar ante leyes aberrantes permiten que los maltratos y secuestros a personas ocurran“. “Los gobiernos en vez de proteger a las personas han preferido proteger las fronteras”. “Para que esto pase tenemos que ser voz de los que no tienen voz”.

Helena Maleno: “las Comunidades Migrantes están entre dos violencias: hay una violencia que es la violencia de las mafias pero hay otra violencia que es la violencia de las Intituciones

Las últimas fotos corresponden a la Eucaristía de clausura del Encuentro, con el P. Zerai y los Misioneros Combonianos, animada por los Coros Karibu y Satri en la Parroquia Santísima Trinidad (Madrid).

¡Gracias por acompañarnos en este 30 Encuentro África!


Deja un comentario

Noticias desde Kinshasa

Os dejamos aquí un email que nos llega desde Congo sobre la situación actual en el país.

Buenas noches Alberto,
No conseguí el documento que pedí y no pude devolverte la llamada porque aquí el fin de semana del 31 ha sido complicado para los católicos debido a la marcha de los laicos contra la situación de Kabila.
En nuestra parroquia, durante la misa de las 6 en punto en la que participé, los soldados entraron a la iglesia a las 7 a.m. justo en el momento de la homilía. Arrojaron gases lacrimógenos y se colocaron frente a las salidas de la iglesia y luego dispararon a la realidad Basilea. Estuvimos atrapados en la iglesia durante 30 minutos. Entonces los sacerdotes se organizaron para mantenernos en la curia.
Luego, una hora después el sacerdote retomó la misa, terminamos alrededor de las 11 de la mañana y luego comenzamos nuestra caminata, a pesar de los situación.
Y sus amenazas se hicieron realidad con brutalidad. Cuando se acercaron los millennials, nos arrodillamos y cantamos canciones a María. Después de 45 minutos de marcha, llegaron dos autobuses militares, comenzaron a disparar gas lacrimógeno y el aire se hizo insoportable. El shock fue terrible. El sacerdote permaneció de pie, sosteniendo el crucifijo en su mano. Ellos estaban fuertemente armados y no se inmutaron. Luego rezamos el Magnificat, fue difícil que las madres tocasen alguna tierra joven… cuando terminamos el sacerdote dio media vuelta y nos encerramos en la parroquia st Charle Lowanga.
Hubo varios heridos y algunos muertos. Yo misma estoy herida en las piernas y, por tanto, en reposo médico desde el lunes.
Gracias por orar por nuestro país, tenemos esperanza en vosotros.

Congo


Deja un comentario

Helena Maleno y Mussie Zerai Premio MUNDO NEGRO a la Fraternidad 2017

La periodista Helena Maleno y el sacerdote eritreo Mussie Zerai han sido galardonados con el Premio MUNDO NEGRO a la Fraternidad 2017 por su trabajo con las comunidades migrantes que pretenden llegar a Europa a través del Mediterráneo. Recibirán el galardón en el transcurso del 30 Encuentro África, que se celebrará en Madrid del 2 al 4 de febrero de 2018 con el lema «Migrante. Persona».

Helena Maleno nació en agosto de 1970 en El Ejido (Almería), un pueblo al que llegaron grandes multinacionales que reutilizaron los cultivos tradicionales y crearon la huerta de Europa. Después llegaron los migrantes y la explotación. En este contexto, Helena se preguntó por lo que estaba ocurriendo en la frontera. Estudió Periodismo pensando que la información podía cambiar la sociedad, pero se decepcionó al ver que la capacidad del reportero estaba limitada frente a las grandes empresas periodísticas y sus intereses políticos. Ahora trabaja como investigadora especialista en migraciones y trata de seres humanos y elabora informes para administraciones y organizaciones como el Defensor del Pueblo, el Consejo General del Poder Judicial o el Servicio Jesuita a Migrantes, un trabajo que le deja tiempo para dedicarse al activismo, «a ejercer más de ciudadana».

En un viaje a Marruecos conoció cómo vivían, en un bosque próximo a Ceuta, más de 1.000 personas migrantes que querían cruzar a Europa. Estaban organizados por zonas de procedencia y tenían normas de convivencia escritas y respetadas, lo opuesto a la imagen que se da de ellos en los medios de comunicación. Fue testigo de la represión, las persecuciones de la policía, las devoluciones en caliente, el trato inhumano. Había que documentar lo que pasaba y, aprovechando la estructura de las comunidades migrantes, nació Caminando Fronteras, una red formada por los propios migrantes, personal sanitario, trabajadoras sociales, educadores, abogadas.

Maleno vive en Tánger y está en contacto permanente con personas en tránsito que han sido víctimas de violencia desde sus países de origen –«la pobreza ya es una violencia»–, en el camino migratorio, en la frontera y también en Europa. «Son personas terriblemente resilientes que sonríen mucho, con el deseo de desarrollar sus comunidades, de que sus hijos tengan una vida plena». Utiliza a diario las redes sociales para alertar a Salvamento Marítimo cuando recibe llamadas de auxilio desde pateras. Lamenta cada naufragio porque conoce a las personas o a sus familias. Le enfada cómo lo tratan los medios y se indigna cuando ve que podrían haberse salvado.

En Caminando Fronteras investigan, hablan con los supervivientes, identifican a los muertos, se comunican con las familias, abren procesos judiciales, documentan otros casos de violencia, protegen a las víctimas de trata. Una labor que le ha costado la intimidación y las amenazas de las redes de tráfico de personas, y de instituciones acusadas de malas prácticas con los migrantes. La más reciente ha sido una citación ante un juzgado marroquí en relación a una investigación sobre tráfico de seres humanos que ha sido aplazada dos veces y que en principio tendrá lugar el próximo 10 de enero. Pero Maleno tiene el reconocimiento de las comunidades migrantes como figura de referencia y amiga, y ha sido premiada por el Consejo General de la Abogacía Española (2015) y por la Unión Progresista de Fiscales (2014).

 

Un sacerdote migrante

El eritreo Mussie Zerai (Asmara, 1975) creció bajo una dictadura en medio de una guerra por la independencia que duró 30 años. A los 16 marchó a Roma para vivir en un lugar «donde se respira libertad, sin los sonidos de la guerra y sin ver constantemente a hombres con uniforme militar». Sufrió las dificultades que encuentra el migrante que llega a Europa y empezó a ayudar a otros como él. En 2010 se ordenó con el deseo de ser un sacerdote migrante para los migrantes. Su número de teléfono fue compartiéndose entre personas en tránsito, en paredes de cárceles libias y en embarcaciones que cruzan el Mediterráneo. Como Maleno, Zerai recibe llamadas de gente perdida pidiendo socorro. Él transmite las coordenadas de las embarcaciones a los guardacostas italianos y malteses, y a organizaciones como ACNUR o Médicos Sin Fronteras, llamadas que han salvado miles de vidas.

En 2006 fundó la Agencia Habeshia, una asociación que ayuda, defiende los derechos y da formación profesional a los refugiados. Zerai reside ahora en Suiza, donde desarrolla su trabajo pastoral con comunidades católicas eritreas y mantiene su compromiso de dar voz a los migrantes en conferencias y entrevistas, mientras sigue recibiendo llamadas desde altamar. «Queremos que la comunidad internacional entienda que cuando hablamos de refugiados, de gente que intenta alcanzar Europa, estamos hablando de seres humanos, no de números ni de objetos. Seres humanos como tú o como yo, con la misma dignidad, los mismos derechos y el mismo sueño de tener una vida mejor y en paz. Tú puedes ir a cualquier parte con tu pasaporte, pero mi gente no. Ellos están obligados a venir a través del desierto y del Mediterráneo y poner en riesgo sus vidas, muchas veces cayendo en las manos de traficantes de personas y de órganos. ¿Por qué?».

Zerai pide a la UE una solución enfocada en las causas del éxodo de los pueblos, medidas que protejan a los refugiados y garanticen su dignidad, acceso a educación, salud y trabajo, y que abra canales para los solicitantes de asilo y trabajadores migrantes. La inmigración bien gestionada es una oportunidad y un recurso precioso para el país que acoge.

Mussie Zerai también ha recibido amenazas y ha sido intimidado. La Fiscalía italiana le investiga por supuestos vínculos con las mafias y la promoción de la inmigración irregular. Él se defiende diciendo que siempre ha actuado con fines humanitarios y de forma transparente. Por su trabajo y su mensaje fue candidato al Premio Nobel de la Paz en 2015 y en febrero recibirá, junto a Maleno, el Premio Mundo Negro a la Fraternidad.