LMC España

Laicos Misioneros Combonianos y ONGD AMANI

NOS ESCRIBE LA COMUNIDAD DE GULU (UGANDA)

Deja un comentario

DSCN0680

Aquí en St Jude (Gulu), somos una comunidad de 4 LMC que viven y trabajan aquí. Somos muy afortunadas, porque alrededor de nosotros viven algunos LMC de Uganda, hermanos Combonianos, hermanas y padres que son muy abiertos. Sabemos todo el tiempo que podemos contar con ellos, cuando necesitamos algo siempre ayudan. Sentimos un gran, gran apoyo de ellos. Incluso cuando tuvimos momentos difíciles aquí, cuando nos hemos quedado un poco bajas, han venido a nosotras para conversar, aconsejar o para estar con nosotras. En estos momentos particulares nos mostraron que somos realmente una familia no sólo cuando hay una fiesta grande, una celebración, sino que estamos juntos también en los tiempos difíciles y tristes. Fue muy agradable sentirlo.

Organizamos nuestra vida comunitaria, que es muy importante para nosotras. Cada día descubrimos cómo una gran bendición para cada una de nosotras la comunidad. Es agradable volver del trabajo y hablar, hablar de dudas, de los momentos agradables y los malos, es muy bueno tener esta oportunidad para compartir. Cada una de nosotras está involucrada en muchas cosas pero tenemos nuestros propios momentos de comunidad. Oramos juntas todos los días. Cada una de nosotras es responsable de un día por semana y prepara la oración de la tarde. Tenemos nuestra propia pequeña capilla en casa, así que por la noche nos reunimos allí para orar, compartir y dar gracias por cada día, orando también para tener fuerza y amor para el día siguiente. El miércoles es el día de nuestra comunidad lo que significa que vamos juntas a la Misa que ofrecemos por nuestra comunidad. Otra ocasión cuando estamos juntas es durante las comidas. Este es un momento donde podemos compartir nuestro trabajo, experiencias, preguntar acerca de algo, discutir y recibir consejos.

Una vez al mes tenemos un día de retiro en Layibi. A veces pedimos al padre que nos prepare algo para nosotras y, en ocasiones sólo vamos a pensar, estar tranquilas y orar en paz. Por lo general, es medio día y después tenemos la oportunidad de hablar con los padres en Layibi, de preguntar acerca de un montón de cosas, comparar nuestra experiencia, recibir algunos consejos de ellos, debido a que tienen una larga experiencia de trabajo entre los Acholi.

Hemos creado nuestro primer proyecto comunitario. Creamos este proyecto educativo para que los niños tengan la oportunidad de ir a la escuela o de continuar la educación. La educación en Uganda es muy cara, los padres tienen que pagar un montón de dinero y realmente, no tienen. Así que decidimos hacer este proyecto para este tipo de familias y niños. Se incluyeron también a nuestros trabajadores. Cada uno de ellos podría elegir un niño de la familia y pagamos un término del año escolar. La misma situación pasa con nuestras madres. Otra parte de nuestro proyecto es apoyar a los niños todo el año. Con la ayuda de uno de nuestros trabajadores, hemos elegido 11 niños de familias muy pobres y decidimos apoyarlos para el año entero. Por supuesto, hemos elegido los niños que son realmente buenos, cuyos resultados fueron buenos y que querían continuar aprendiendo. Todos ellos van a la escuela secundaria y su situación en el país es muy difícil. La mayoría de ellos son huérfanos, otro con el padre con problemas de alcohol, otros con muchos hijos para estudiar lo que les resulta imposible. Les apoyamos pagándoles las cuotas escolares y otros requisitos (como tasas de exámenes, uniformes).

Acerca de nuestro trabajo… Yo (Asia) todavía ayudo al hno. Elio a mantener adecuadamente la administración del centro. Este tipo de trabajo lo hago hasta la hora del almuerzo. En la tarde soy maestra con los que van a la escuela y maestra de los niños con necesidades especiales. Trato de ayudar con el Inglés, porque nuestros hijos tienen un gran problema con eso. También trabajo con una niña autista, trato de encontrar un canal de comunicación con ella. Quiero que estas lecciones le ayuden a crecer y extender horizontes. Trabajo también con los niños mayores. Los preparo para exámenes, los exámenes finales en la escuela.

Ewa pasar mucho tiempo con los bebés mientras sus “madres” trabajan en el granero (antes estaban solos por el patio haciendo todo tipo de cosas “peligrosas” para ellos).

También ponemos algunas películas para los niños mayores que a veces están un poco “fuera de su ambiente” para el tipo de vida que hay aquí más centrada en los niños pequeños. Ewa está muy en contacto con todo el mundo, y los “arrastrar” a jugar al baloncesto, voleibol o lo que sea con ellos…

A nivel de la institución se encarga de los trabajadores, controlar horarios y tareas. También disfruta de trabajar con las madres en el trabajo físico todos los días, poniendo el maíz, mijo, frijoles y otras cosas para que se seque, y luego se colocan en los silos.

Con los niños de más edad tenemos un hermoso proyecto, queremos poner los dormitorios en orden juntos y preparar un lugar especial para ellos en el interior, con mesas y sillas para que puedan leer, dibujar y hablar en lugar de estar todo el día en el patio sin nada que hacer.

Carmen está trabajando (con ellos) para “blanquear” las habitaciones, pintar las taquillas, que eran muy viejas y descoloridas, con los colores de la bandera de Uganda, que ellos mismos eligieron, y ahora vamos a poner los nombres con letras “chulas”.

Después queremos también pintar una escena (o algunos deportes o películas) en una de las paredes interiores. Vamos a utilizar el proyector para copiar la imagen para que todos ellos puedan ayudar (obviamente, todo el mundo quiere participar).

Ayuda también con la organización del almacén y la distribución de alimentos, ropa y otros artículos de primera necesidad para los niños. Todo se registra para gestionar mejor los recursos. Es un gusto trabajar en la tienda como Ewa, estamos muy orgullosas de cómo los alimentos están perfectamente colocados, después de mucho trabajo, para su uso en la estación seca.

Nuestro tiempo libre nos gusta compartirlo con los niños con problemas de movilidad, para todas nosotras que son muy especiales.

Mónica está haciendo un gran trabajo con ellos, la fisioterapia ayuda a eliminar la rigidez que les ha bloqueado a la mayoría. Ella también está haciendo gimnasia con los niños que tienen problemas de movilidad, pero están bien de “cabeza” y ellos lo adoran.

Todos disfrutamos cuando nos sentamos junto a ellos con el frescor de la tarde, con música, juguetes, cambiar de posición, con la ayuda de un montón de cojines de colores que hemos hecho con unos viejos colchones de espuma.

Nos sentimos como en casa, a pesar de algunos malentendidos que surgen de la diferencia en nuestras culturas, pero la voluntad es buena y nos estamos cuidando unas de las otras. En los momentos de dificultad, apreciamos estar juntas y estar tan bien, agradecemos la comunidad que somos.

Como se puede ver, estamos involucradas en muchas actividades. Todos los días tratamos de encontrar algo diferente que hacer con los niños para cambiar algo la rutina. Todos los días tratamos de hacer lo mejor con nuestro mejor esfuerzo para hacer su vida mejor, más feliz y más interesante.

LMC en Gulu-Uganda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s