LMC España

Laicos Misioneros Combonianos y ONGD AMANI

Experiencia misionera en Ecuador

Deja un comentario

Imagen2Me llamo Ima Monzon Lara, soy Laica Misionera Comboniana de Toledo (España). Desde el 5 al 30 de julio he tenido la suerte de compartir la misión en Muisne. El tiempo ha sido muy corto pero la vida en estos días ha sido muy intensa. He tenido la ocasión de trabajar con niños y niñas, compartir en las comunidades rurales, acompañar a diferentes personas en su experiencia traumatica del terremoto y las replicas posteriores; he pasado también por los albergues… En conjunto las tareas que se me han asignado tienen que ver con mi profesión de psicóloga y en ese sentido he intentado poner mi granito de arena en la recuperación y sanación de las personas en estos momentos tan difíciles.

La experiencia personal que yo he vivido ha sido de ENCUENTRO, así, con letras grandes:

ENCUENTRO con las personas de Muisne, tanto de la isla como de las comunidades, con sus miedos, dificultades y también con su generosidad y alegría, con esa risa contagiosa que solo cabe explicar por un profundo amor a la vida.

ENCUENTRO con las religiosas y laicas, que han ido formando la comunidad intercongregacional que me ha acogido durante este mes, así como los padres “Verbitas” y el resto del equipo. Con toda la variedad de personas que ha pasado por aquí hemos compartido trabajo, risas y preocupaciones y nos hemos reunido en la oración y también en torno a la mesa compartida.

ENCUENTRO con la realidad, la del miedo y la preocupación ante el terremoto y sus consecuencias y la realidad de pobreza y privaciones de antes, durante y después de la emergencia. Esta realidad –tan distinta de la europea acomodada y quejosa- me sacude como otro terremoto, porque estando aquí y sintiendo en carne propia las dificultades e incomodidades, el mundo se ve y se siente de otra manera.

ENCUENTRO con Dios, que en esta ocasión no me ha hablado desde mi sensibilidad interior, sino a gritos y desde todos los otros encuentros con las personas de las distintas comunidades locales; con las personas que han pasado por esta casa, y con la misma realidad. A través de todo, Dios me grita lo hermoso que es el mundo que ha creado y que está lleno de hermano y hermanas y me invita, con los demás, a seguir la creación de acuerdo a su voluntad.

GRACIAS a todas las personas que me han acogido y que han compartido este tiempo de vida. Mucho ánimo en el trabajo que continua.

Imagen1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s