LMC España

Laicos Misioneros Combonianos y ONGD AMANI

Segundo encuentro continental africano de los LMC en Kinshasa

Deja un comentario

Los coordinadores de los Laicos Misioneros Combonianos (LMC) de las provincias Combonianas de África, y los misioneros Combonianos acompañantes, celebraron su segunda reunión africana del 21 al 26 de julio en la casa comboniana de Kimwenza (Kinshasa), República Democrática del Congo (RDC). Fue un encuentro de reflexión sobre el pasado y la planificación de las actividades futuras del LMC en el continente africano.

La segunda reunión del LMC africano contó con la participación de 25 personas: 18 laicos, 5 Misioneros Combonianos y 2 misioneras combonianas, incluidos los representantes del Comité Central del LMC, Alberto de la Portilla y P. Arlindo Ferreira Pinto.

La primera mañana se dedicó a dos temas, con el objetivo de introducir a los participantes en los trabajos de la asamblea, un tema sobre la realidad actual del Congo y el otro sobre la visión de la misión en la “Evangelii Gaudium”.

Comenzó la asamblea con la presentación de los participantes, sesión orientada por los miembros laicos del Comité Africano del LMC: Dieudonné Likambo (Dido), congoleño, Innocent Mweteise Karabareme, ugandés y Márcia Costa, portuguesa que trabaja actualmente en Mozambique. De este mismo comité también forman parte del Provincial de Mozambique P. José Luis Rodríguez López, y el P. Joseph Mumbere Musanga, Congo. El P. José Luis se encuentra en México y el P. Joseph participó en los últimos días de la reunión por motivo de sus otras ocupaciones y problemas de transporte.

A continuación se repartieron las diferentes tareas para toda la semana. Márcia Costa aprovechó el momento para recordar los principales objetivos de la reunión, principalmente los temas de identidad, formación y autonomía económica, revisar y programar las actividades del LMC en el continente africano y en cada una de las provincias, teniendo en cuenta la conclusiones de las reuniones intercontinentales del LMC, en particular la última asamblea de Maia (Portugal), en diciembre de 2012, y la primera reunión africana en diciembre de 2011 en Layibi (Uganda).

 Las palabras de bienvenida a todos los participantes de la reunión fueron ofrecidas por el mensaje del P. Joseph Mumbere Musanga (leído por P. Enrique Bayo), y por la hermana Espérance Bamiriyo Togyayo respectivamente superior provincial de los Combonianos y Combonianas en Congo. Ambos destacaron el valor de la colaboración entre los institutos nacidos en el mismo carisma de Comboni y la importancia de la oración y el testimonio misionero comboniano como familia.

El P. Arlindo Pinto, coordinador del LMC a nivel del Instituto comboniano, informó que el P. Enrique Sánchez, Superior General y el P. Antonio Villarino, asistente general, enviaban saludos a todos los participantes de esta reunión y siguen con atención las diferentes realidades del LMC en el continente africano. Por su parte, Alberto de la Portilla, miembro y coordinador del Comité Central del LMC, dijo que esta reunión es un evento que interesa no sólo a los LMC africanos, sino también al resto del LMC de los continentes europeos y americanos que viven en contextos y realidades diferentes, pero con un fuerte sentido de pertenencia al LMC.

El P. Jean Claude Kobo Badianga, comboniano congoleño, hizo una breve presentación sobre la historia de la República Democrática del Congo (RDC) para la mejor comprensión de la situación socio-política y económica actual del país. Relacionó la historia de la República Democrática del Congo con la historia y los conflictos recientes y del pasado con los países vecinos (Angola, Congo-Brazzaville, Ruanda, Burundi, Uganda, Sudán del Sur y la República Centroafricana). Habló de las principales dificultades que impiden un gobierno estable y verdaderamente democrático en la República Democrática del Congo, como por ejemplo, el tribalismo, el regionalismo y la corrupción.

Se refirió a los diversos grupos rebeldes armados que operan principalmente en el norte y noreste del país, con la complicidad política nacional junto con los intereses internacionales relacionados con los riquísimos recursos naturales del suelo y el subsuelo de los congoleños. Petróleo, oro, coltán y muchos otros recursos minerales preciosos que son la verdadera fuente de las contradicciones sociales, las desigualdades económicas y los conflictos armados en la República Democrática del Congo.

La Iglesia Católica, los cientos de otras iglesias y sectas religiosas toman diferentes posiciones ante la realidad que pasa en el país, la mayoría de los casos para favorecer el “status quo” y, rara vez, para denunciar las injusticias de que son víctimas los congoleses de Norte a Sur. El P. Jean Claude recordó que los LMC tienen en esta realidad social, en la República Democrática del Congo y en otros países africanos, la responsabilidad cristiana y moral que puede y debe estar presente en sus actividades pastorales y profesionales.

El P. Enrique Bayo Mata, comboniano español que trabaja en la República Democrática del Congo, presentó el tema de la misión a partir de la exhortación apostólica post-sinodal del Papa Francisco “Evangelii Gaudium”. Después de una presentación general del documento, el P. Enrique subrayó la perspectiva de la nueva evangelización marcada por la alegría del anuncio y el testimonio del Evangelio de Jesucristo en las diversas periferias humanas del mundo moderno. Habló de la conversión pastoral urgente para llevar a la Iglesia a salir de sí misma y volverse misionera, es decir, para ponerse al servicio de las personas y de los pueblos, especialmente de los excluidos, los más necesitados de la alegría de la fe y de la vida cristiana, y de los más alejados de los valores del Evangelio. Hizo referencia a que los laicos, formados profesional e intelectualmente, tienen una misión especial en el proceso pastoral de evangelización que busca transformar la sociedad y la inclusión social de los pobres en la vida activa de sus países.

En la tarde del primer día, Innocent dio una visión general acerca de quiénes son los LMC y lo que esperan de sí mismos, recordando que normalmente se comienza de una pequeña realidad y con pocas cosas, pero crece y madura teniendo una visión clara de la identidad, de lo que somos, y si tenemos un plan de acción concreto y lo que debemos hacer, en un contexto permanente de escucha de la Palabra de Dios, la oración y el discernimiento vocacional en el espíritu de San Daniel Comboni. Una vez terminada la exposición de Innocent siguió un largo intercambio de ideas y experiencias de las distintas realidades del LMC en África.

Márcia Costa presentó, a continuación, un resumen de la primera reunión africana de Layibi, especialmente lo referente a la identidad y la misión del LMC. Realzó que hace parte de la vocación LMC salir fuera de su realidad o país durante un período determinado, para una actividad misionera específica, y que los LMC asumen un compromiso de por vida. Los LMC tienen una formación humana, espiritual y misionera específica y buscan los medios para llegar a ser económicamente autónomos en sus diversas actividades. Después de la presentación, siguió un abundante intercambio en torno a los temas del documento Layibi. Se insistió, una vez más, en la importancia de que los LMC hagan una experiencia de misión fuera de su contexto geográfico.

El segundo día de actividades se dedicó a la presentación de los informes de las actividades del Comité Africano, el Comité Central y de las diferentes provincias africanas: Egipto-Sudán, Sudán del Sur, Togo-Ghana-Benin, República Centroafricana, Congo, Mozambique y Uganda. Dido Likambo presentó el informe del trabajo del Comité Africano desde la reunión de Layibi hasta la preparación de la reunión en curso en Kinshasa, y Alberto presentó los informes del Comité Central y de las provincias que no estuvieron representadas en la reunión, pero tienen LMC en sus países (Chad, Malawi-Zambia y Etiopía).

Uno de los temas más discutidos fue la falta de comunicación entre la Comisión Africana y las diversas provincias de África. Una de las razones dadas para el intercambio limitado de información y experiencia eran las dificultades naturales de las diferentes lenguas que se hablan en cada una de las provincias, y la dificultad de acceso a las nuevas tecnologías de la comunicación, sobre todo a través de Internet, en la mayoría de los países africanos.

 Con el fin de preparar las conclusiones de la reunión, se utilizó el método de trabajo en grupos seguido de plenarios, durante los días 23 y 24, de forma que se fueron respondiendo las siguientes preguntas: ¿Cuál es la relación entre los grupo LMC locales y los LMC extranjeros que se encuentran en el mismo país? ¿Cuáles son los retos y estrategias a tener en cuenta para hacer un camino común? ¿Cómo podemos compartir los contenidos de formación de varios países para llegar a tener la misma formación básica a nivel continental? ¿Qué nos falta para que podamos vivir la vocación de la LMC según las conclusiones de Layibi? ¿Qué estrategias podemos seguir para vivir plenamente la vocación LMC? ¿Qué estrategias podemos adoptar para alcanzar la independencia económica? ¿Cómo podemos organizar el movimiento LMC a todos los niveles: la formación, la relación entre la LMC de diferentes países de África, la vocación, la organización y la economía?

En la tarde del 24 y la mañana del día 25, los laicos se reunieron para formular las conclusiones de la reunión, mientras que los Misioneros Combonianos y Combonianas aprovecharon esta ocasión para hablar de su colaboración con los LMC y compartir algunas ideas y experiencias acerca de cómo pueden y deben ayudar a consolidar el LMC en todas las provincias Combonianas. Se recordó también el compromiso hecho por los Misioneros Combonianos en el Capítulo General de 2009. En la última tarde de trabajo, se leyeron, discutieron y aprobaron las conclusiones según los temas que se trataron durante la reunión. Esto fue seguido por la elección de la Comisión Africana, habiendo sido reelegidos para los próximos tres años: Dieudonné (Congo), Innocent (Uganda) y Márcia (Mozambique). Por último, se propuso que la próxima reunión debería tener lugar en julio 2017 en Lomé (Togo), fecha y lugar a confirmar por el superior provincial del sector. El sábado, el grupo fue a visitar el Jardín Botánico “Kisantu bas-Congo” y la Catedral Kisantu, a unos 120 km de la ciudad de Kinshasa. La asamblea se concluyó el domingo con un encuentro conjunto con los LMC congoleños de Kinshasa en la comunidad provincial (Kingabwa), teniéndose en seguida la Eucaristía, presidida por el P. Joseph Mumbere, y un almuerzo fraterno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s